El deterioro de las válvulas por catéter es raro y no debería impedir el avance a poblaciones más jóvenes

El deterioro de las válvulas por catéter es raro y no debería impedir el avance a poblaciones más jóvenes

La durabilidad -o mejor aún, la falta de deterioro- continúa siendo un punto de discusión en el reemplazo valvular aórtico por catéter (TAVI), especialmente ahora que se está explorando como una opción real para pacientes más jóvenes.

El deterioro de las válvulas por catéter es raro y no debería impedir el avance a poblaciones más jóvenes

Un reciente meta-análisis publicado ofrece algo más de evidencia y sugiere que el deterioro del TAVI es probablemente infrecuente en los primeros 5 años.

 

Según este trabajo, la incidencia estimada de disfunción de la válvula sería de aproximadamente 28 casos por cada 10000 pacientes/año. Este número parece tranquilizador, pero hay que tener en cuenta la experiencia en las válvulas biológicas quirúrgicas, donde la tasa de deterioro se incrementa significativamente a los 10 años (incluso más a los 15). Probablemente, necesitemos más datos a largo plazo para recomendar el TAVI en pacientes más jóvenes.

 

Esta es la primera gran revisión sistemática sobre el tema. No obstante, se encuentra con un gran problema: por un lado, los pacientes con mayor seguimiento tienen dispositivos de primera generación (no contaban con tratamiento anti calcificación) y por otro, fue muy difícil conseguir un seguimiento a largo plazo dado que los primeros pacientes eran realmente añosos, de alto riesgo o inoperables.

 

Para esta revisión se incluyeron datos de 13 estudios observacionales con un total de 8914 pacientes que contaron con un seguimiento medio de entre 1.6 y 5 años.


Lea También: “Doble antiagregación en TAVI, ¿simple es mejor?”


Con una incidencia media de 28.08 casos por cada 10000 pacientes/año el rango entre los estudios incluidos va desde una incidencia tan baja como 0, a una tan alta como 134 casos por cada 10000 pacientes/año.

 

En 5 estudios se reportó la causa de disfunción, siendo la reestenosis lo más frecuente con el 58%, seguido por la insuficiencia con el 39%, y una combinación de ambas con el 3%.

 

Solo 3 pacientes recibieron otra válvula percutánea para tratar la disfunción de la primera, mientras que el resto solo recibió tratamiento médico por ser demasiado añosos, demasiado frágiles o sencillamente fallecieron antes de la nueva intervención.


Lea también: ¿Cómo clasificar la estenosis aórtica de los pacientes que recibieron TAVI?


Contrario a las expectativas, y luego de ajustar todos los posibles confundidores, se observó que las válvulas auto expandibles mostraron 6.4 casos más de disfunción por cada 10000 pacientes/año que aquellos que recibieron la válvula balón expandible (p=0.036).

 

Esta expectativa se había generado por la especulación de que la válvula balón expandible se deterioraría más precozmente por el daño mecánico de las valvas al impactar la válvula.

 

Sin embargo, lo anterior (con respecto a diferencias en el deterioro entre la válvula balón expandible y las auto expandibles) tiene poca credibilidad por ser un dato inconsistente a través de los estudios.

 

El uso de anticoagulación al alta pareció beneficiar la vida útil de las válvulas, pero esta asociación desapareció al ajustar por otros factores confundidores.

 

Título original: Structural valve deterioration after transcatéter aortic valve implantation.

Referencia: Heart. 2017 Jul 6. [Epub ahead of print].


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

Authors

One Comment;

  1. pedro aristimuno said:

    excelente ynecesesario estudio para quienes tienen un Tavi Sapiens.Profundizar con laanticoagulacion con heparia
    aquienes tienenfibrilacion auricular cronica.

*

Top