Importante estudio detecta daño agudo en ADN de operadores por radiación luego de un procedimiento endovascular

Daño agudo del ADN por radiación luego de un procedimiento endovascular

Hemos sido testigos y actores del crecimiento exponencial en el número de procedimientos cardiovasculares guiados con fluoroscopía realizados por Cardiólogos Intervencionistas, Electrofisiólogos y Cirujanos Vasculares. Hasta no hace mucho tiempo, la mayoría de estos procedimientos eran territorio exclusivo de la cirugía abierta, y hoy un gran número de pacientes pueden ser tratados de manera mucho menos invasiva, pero a un costo del que todavía no somos del todo conscientes.

Daño agudo del ADN por radiación luego de un procedimiento endovascular

Una publicación reciente donde se reporta el seguimiento a 15 años de los pacientes tratados con endoprótesis por un aneurisma de aorta abdominal señala un aumento de la incidencia de cáncer en estos pacientes comparado a los tratados con cirugía abierta.

 

Hay un foco importante en reducir la exposición de los pacientes -y eso está muy bien-, pero debería dedicarse el mismo esfuerzo en reducir la dosis en los operadores.


Lea también: Los efectos de la radiación cerebral en Cardiólogos Intervencionistas”.


El aumento en la incidencia de cáncer en los intervencionistas se debe básicamente a cáncer cerebral, cáncer de mama y melanoma, por lo que es fundamental medir el riesgo ocupacional de la exposición a la radiación con herramientas sensibles que puedan aclarar el efecto biológico de la misma.

 

La expresión del marcador de ADN dañado/reparado (marcador gamma-H2AX), el marcador de respuesta al daño de ADN (marcador DDR) y el marcador de foforilado de ataxia telangiectasia mutado (marcador pATM) fueron cuantificados en linfocitos circulantes de los Cardiólogos Intervencionistas en el período peri procedimiento de una reparación de aneurisma de aorta (tanto aneurismas infrarrenales como aquellas que requirieran técnica de chimenea o fenestrada) mediante citometría de flujo.

 

Los marcadores fueron medidos de manera separada en los mismos operadores utilizando las pantallas de protección superiores e inferiores y sin usar las mismas. La susceptibilidad al daño por radiación fue determinada in vitro irradiando sangre de los operadores.


Lea también: Casi la mitad de los Cardiólogos Intervencionistas podrían tener lesiones pre cataratas”.


Los marcadores gamma-H2AX y pATM aumentaron significativamente en los operadores luego de un procedimiento de chimenea y fenestrado (p<0.003 para ambos). Solamente el pATM se incrementó luego de una endoprótesis infrarrenal convencional (p<0.04). La expresión de los marcadores volvió al basal luego de 24 hs del procedimiento.

 

No se observó elevación de marcadores en los operadores cuando el procedimiento fue mediante cirugía abierta.

 

El uso de las pantallas anuló la elevación del gamma-H2AX y pATM luego de un procedimiento de chimenea o fenestrado.


Lea también: El fin de la aspirina para los pacientes anticoagulados que reciben angioplastia”.


La expresión del gamma-H2AX varió significativamente cuando la sangre de distintos operadores se expuso in vitro a la misma dosis de radiación. Esto hace especular sobre diferentes sensibilidades individuales a la exposición.

 

Conclusión

Este es el primer estudio que detecta daño agudo del ADN en los operadores luego de un procedimiento de exclusión de aneurisma con endoprótesis y resalta la enorme utilidad de las pantallas de protección. Definir la relación entre esta respuesta al daño de ADN y el riesgo de cáncer podría ayudar a definir las dosis seguras de radiación en el personal expuesto.

 

Comentario editorial

Surgen conclusiones de este trabajo, aunque hasta ahora hay más preguntas que respuestas:

  • La dosimetría convencional falla en medir las consecuencias biológicas de la radiación en los operadores.
  • Las dosis seguras de radiación han sido definidas sin considerar las diferentes susceptibilidades inter individuales que parece obvio que existen.
  • Las pantallas de protección son fundamentales para reducir la dosis de radiación a la que nos exponemos.
  • El uso de marcadores biológicos que incluyan al gamma-H2AX y pATM pueden ayudar a clasificar el riesgo individual, definir los mecanismos mediante los que la radiación puede producir mutagénesis y optimizar las estrategias de protección.

 

Título original: Radiation Induced DNA Damage in Operators Performing Endovascular Aortic Repair.

Referencia: El-Sayed T et al. Circulation. 2017 Oct 20. Epub ahead of print.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

Authors

*

Top