Estudio confirma que las pantallas de protección plomadas resguardan de la radiación a todo el personal en la sala de cateterismo

Por primera vez un estudio confirma que las pantallas de protección plomadas resguardan de la radiación a todo el personal de la sala de cateterismos

La reciente publicación de varios reportes sobre el riesgo de cataratas, neoplasias cerebrales del lado izquierdo, aterosclerosis subclínica y daño cromosómico en Cardiólogos Intervencionistas ha aumentado la preocupación sobre la exposición a la radiación en la sala de cateterismos.

Por primera vez un estudio confirma que las pantallas de protección plomadas resguardan de la radiación a todo el personal de la sala de cateterismos

El hecho de reconocer estos riesgos ha creado la demanda sobre nuevas formas de protección. Lamentablemente, éstas se han enfocado en el operador principal, cuando es bastante obvio que todo el equipo trabajando en la sala está expuesto.


Lea también: Casi la mitad de los Cardiólogos Intervencionistas podrían tener lesiones pre cataratas”.


El presente trabajo evaluó el uso de pantallas plomadas accesorias para proteger al personal circulante en la sala de cateterismos como Técnicos Radiólogos y Enfermeros.

 

Para conocer el impacto de estas pantallas plomadas accesorias se utilizó dosimetría en tiempo real de los Técnicos y Enfermeros que participaron de 764 procedimientos consecutivos.

 

El estudio se dividió en dos fases: en la primera (n=401) se utilizó la protección estándar (lo cual incluyó las pantallas de protección para el operador principal); en la fase 2 (n=363) a la protección estándar se le sumaron las pantallas accesorias, las cuales se ubicaron entre el paciente y cada uno de los miembros del equipo. La exposición a la radiación se reportó como la dosis efectiva normalizada al producto del área.


Lea también: Los efectos de la radiación cerebral en Cardiólogos Intervencionistas”.


El uso de las pantallas accesorias redujo un 62.5% la dosis en los Técnicos (fase I: 2.4 µSv/[mGy x cm²] x 10⁻⁵ vs fase II: 0.9 [2.8] µSv/[mGy x cm²] x 10⁻⁵; p<0.001) y un 63.6% en los Enfermeros (fase I: 1.1 [3.1] µSv/[mGy x cm²] x 10⁻⁵ vs fase II: 0.4 [1.8] µSv/[mGy x cm²] x 10⁻⁵; p < 0.001).

 

En el análisis multivariado, el uso de las pantallas accesorias se asoció de manera independiente y significativa a una reducción de la dosis, tanto en Enfermeros como en Técnicos.

 

Conclusión

El uso de pantallas plomadas accesorias es relativamente sencillo y protege efectivamente a todo el personal en la sala de cateterismos con una reducción de aproximadamente dos tercios de la dosis en Enfermeros y Técnicos.

 

Comentario editorial

Las pantallas ya habían demostrado disminuir la dosis de radiación en el operador principal, pero este es el primer estudio publicado en observar un beneficio similar en el resto del personal que trabaja en la sala de cateterismos, lo cual puede tener grandes implicancias en la seguridad ocupacional.

 

Se observaron diferencias específicas en las dosis de los Enfermeros y los Técnicos, las cuales pueden ser atribuidas a la diferente movilidad de cada uno dentro de la sala:

  • Por un lado están los técnicos, que en general están parados al lado del operador principal y a una distancia relativamente fija de la fuente de radiación. Dada esta distancia fija, la dosis que reciben depende directamente de la dosis de radiación del procedimiento, y la protección de la pantalla fue el único factor que cambió la ecuación.
  • Al contrario de los técnicos, los Enfermeros se mueven por toda la sala y la distancia con la fuente de radiación se modifica permanentemente. De esta manera, los procedimientos que requirieron que el Enfermero estuviera más cerca del paciente para administrar una droga endovenosa, administrar una carga de antiagregante plaquetario o colocar una máscara de oxígeno (entre otras tareas), se asociaron a una mayor dosis de radiación.

Lea también: Importante estudio detecta daño agudo en ADN de operadores por radiación luego de un procedimiento endovascular”.


En un procedimiento diagnóstico en el que se decide continuar con angioplastia, el Enfermero debe necesariamente acercarse al paciente para realizar las tareas antes mencionadas mientras el operador principal continúa pisando el pedal de fluoroscopía. Esto produce un aumento de hasta el 425% más de radiación para el Enfermero. Fueron estas actividades específicas las que aumentaron dramáticamente la dosis en los enfermeros. Las pantallas protegieron a todos y deberían ser utilizadas por todos.

 

Título original: Radiation Exposure Among Scrub Technologists and Nurse Circulators During Cardiac Catheterization. The Impact of Accessory Lead Shields.

Referencia: Ryan D. Madder et al. J Am Coll Cardiol Intv 2017, Article in press.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

 
Authors

*

Top