Protección cerebral en TAVR: Los estudios que fueron presentados en el London Valves

protección cerebral en TAVR

  • SENTINEL

Uno de los nuevos dispositivos evaluados en el London Valves fue el Sentinel, que consiste en dos filtros independientes. Uno de mayor tamaño, que se posiciona en el tronco braquiocefálico, y otro más pequeño para la carótida izquierda. El estudio incluyó 22 pacientes y se pudo colocar el filtro en posición en 20 de ellos (en lods dos restantes no fue posible por la tortuosidad del tronco braquiocefálico).

 

Se observaron detritus macroscópicos en los filtros de 17 pacientes (77%), ninguno presentó stroke o accidente isquémico transitorio dentro de las 48 horas del procedimiento, tampoco sangrados o complicaciones vasculares relacionadas al filtro.

 

  • CLEAN TAVI

 

Uno de los mayores trabajos sobre protección cerebral fue el CLEAN-TAVI, presentado por primera vez en el congreso TCT 2014, que siguió teniendo nuevos análisis y registros de datos. Aquellos pacientes que presentaron stroke utilizando el dispositivo tuvieron menor daño cerebral y un volumen de nuevas imágenes en la resonancia menor que los que no lo utilizaron.

 

 

  • DEFLECT III

Estos resultados son similares a los observados en el estudio DEFLECT III, donde se observaron mejorías en la cognición luego del TAVR.

 

Probablemente, esto se pueda explicar por una mejor fracción de eyección y una mejor presión de perfusión cerebral luego del TAVR a pesar de las nuevas lesiones de la resonancia. El efecto de estas nuevas lesiones en el largo plazo no queda claro, pero sí en el corto plazo muchos trabajos las asociaron al delirium post-procedimiento.

 

Disminuir la tasa de delirium no es algo menor, ya que este está asociado a mayor estadía hospitalaria y mayor mortalidad.

 

  • OTROS ESTUDIOS

-Un estudio que incluyó 217 pacientes presentado en el EuroPCR mostró detritus atrapados en el filtro del 99% de los pacientes luego del implante de la válvula.

 

A pesar de lo anterior, el panel de expertos en el London Valves resaltó permanentemente el hecho de que no hay un estudio con evidencia definitiva que muestre la reducción de eventos clínicos con los sistemas de protección cerebral durante el TAVR. Usarlo en todos los pacientes sería, sin duda, aumentar la complejidad y los costos del procedimiento, pero nadie sabe responder aún cuales serían los pacientes adecuados para estos dispositivos.

 

-Otro de los trabajos relacionados con este tema intentó medir el efecto del TAVR sin protección cerebral sobre las funciones cognitivas utilizando una batería de tests como el mini mental, entre otros. Lo curioso fue que, a pesar de las nuevas lesiones isquémicas en la resonancia, los tests no cambiaron sus resultados a 3 y 6 meses. Incluso algunos pacientes mejoraron funciones como la memoria reciente luego del procedimiento.

 

 

 

Título original: Cerebral Protection in TAVR: New Insights, New Questions as First Device Seeks FDA Approval.

Referencia: PCR London Valves 2016. London, England.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top