ACC 2018 | Riesgo de infarto en cirugías no cardíacas

Uno de cada cinco pacientes que presentan un infarto peri operatorio durante una cirugía no cardíaca deben ser re-internados dentro de los 30 días y uno de cada siete muere dentro de este mismo período de acuerdo a este nuevo estudio presentado en las sesiones científicas del ACC 2018 y publicado simultáneamente en Circulation.

Estos infartos podrían ser considerados una complicación iatrogénica dado que obviamente no estamos haciendo una correcta evaluación cardiológica previa a una cirugía no cardíaca.

 

Más de 1000 pacientes que sufrieron infartos peri operatorios (14%) fallecieron durante la hospitalización índice comparado con solo el 0.3% de los infartos que no se produjeron en este contexto (p<0.001).

 

Los que sobrevivieron a la internación índice a pesar del infarto tuvieron tres veces más chances de ser re-internados dentro de los 30 días vs los que no tuvieron infartos (19.1% vs 6.5%; p<0.001). Estas re-admisiones se debieron a infecciones (30%), complicaciones cardiovasculares (25.3%) y sangrado (10.4%).


Lea también: ACC 2018 | SMART-DATE: 6 meses de doble antiagregación es poco tiempo en SCA.


En aquellos complicados con un infarto peri operatorio, la mortalidad fue diferente de acuerdo al tipo de cirugía no cardíaca. El record se lo llevó la cirugía torácica con el 28.4% de mortalidad, luego la cirugía general con el 20.3%, cirugías vasculares con el 15.3% y neurocirugías con el 12.5%.

 

La revascularización coronaria solo se realizó en el 15.8% de los pacientes con infartos peri operatorios considerados globalmente. Al desglosarlo, el 12.5% de los infartos sin supradesnivel fueron revascularizados y solo el 30.4% de los infartos con supradesnivel del segmento ST. Hay que ser conscientes de que los pacientes ya se encontraban internados al momento de presentar del dolor y el supradesnivel del segmento ST y en casi el 70% no se tomó ninguna conducta.


Lea también: ACC 2018 | SECURE-PCI: Altas dosis de estatinas previo a la angioplastia podrían ayudar.


Haciendo de abogado del diablo, uno podría decir que todos estos pacientes se encontraban recibiendo analgésicos y sedantes, por lo que el dolor podría haber pasado desapercibido. Además, sin un dolor sugestivo que encienda la alarma, tampoco hay electrocardiograma.

 

Título original: Hospital readmission following perioperative acute myocardial infarction associated with non-cardiac surgery.

Referencia: Smilowitz NR et al. Circulation. 2018;Epub ahead of print.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

One Comment;

*

Top