Fragilidad e isquemia crítica crónica, un nuevo desafío al que nos enfrentamos

Gentileza del Dr. Carlos Fava.

La isquemia crítica crónica es el estadío final de la enfermedad vascular periférica y se asocia con dolor de reposo, lesiones tróficas y gangrena. A su vez, se relaciona con amputación y disminución de la movilidad.

Angioplastia vs cirugía en isquemia crítica a largo plazoUno de los desafíos es cuando se presenta en los pacientes frágiles. Esta población se encuentra en ascenso y se dispone de muy poca evidencia sobre su evolución.

 

Se analizaron 643 pacientes con isquemia crítica crónica (ICC) de miembros inferiores. De ellos, 486 recibieron ATP y 157 cirugía.

 

Para evaluar la fragilidad se utilizó la Canadian Study of Health and Aging clinical frailty scale dividiendo a los pacientes en 3 grupos: bajo riesgo = 234 pacientes (36.2%), riesgo intermedio = 196 (30.3%) y alto riesgo = 213 (33%).


Lea también: ¿Cuál es el pronóstico para las reintervenciones en la isquemia critica de miembros inferiores?


La edad media fue de 74.5 años, 60% hombres, 68% diabetes, 50% diálisis. Todos estaban en Rutherford 4, 5 o 6. La mitad presentaba lesiones tróficas siendo más frecuente en los de alto riesgo. La edad y el índice de masa corporal ≤21 fue mayor en los de alto riesgo.

 

A dos años de seguimiento la tasa de sobrevida fue de 80.5% para el grupo de bajo riesgo, 63.1% para riesgo intermedio y 49.3% (p<0.001) para alto riesgo. La sobrevida libre de amputación fue de 77.9%, 60.5%, y 46.2% (P<0.001) para el bajo, intermedio y alto riesgo respectivamente.

 

En el análisis multivariado el alto riesgo de fragilidad se asoció en forma independiente a mortalidad de cualquier causa (riesgo intermedio adjusted hazard ratio, 1.64; 95% confidence interval, 1.12–2.42; P=0.01; alto riesgo: adjusted hazard ratio, 2.22; 95% confidence interval, 1.52–3.23; P<0.001) y el compuesto de muerte de cualquier causa y amputación mayor (riesgo intermedio: adjusted hazard ratio, 1.72; 95% confidence interval, 1.19–2.48; P=0.004; alto riesgo: adjusted hazard ratio, 2.34; 95% confidence interval, 1.64–3.35; P<0.001).


Lea también: Apuntar a la lesión parece el secreto de la isquemia crítica.


Además, la fragilidad se asoció en forma independiente a mortalidad de cualquier causa y amputación mayor de pacientes >75 años y <75 años, independientemente si había recibido ATP o cirugía e independientemente de la función renal.

 

Conclusión

A 2 años de seguimiento, la fragilidad se asoció en forma independiente a sobrevida y sobrevida libre de amputación en los pacientes con isquemia crítica crónica de los miembros inferiores tratados con revascularización independientemente de la edad, tipo de revascularización y función renal.

 

Comentario

Los hallazgos de este análisis nos muestran que la fragilidad por sí misma como factor de riesgo presenta una mala evolución a dos años en términos de mortalidad y amputación mayor, siendo directamente proporcional al grado que presente el paciente.

 

Como sabemos, es una población que se encuentra en ascenso y es actualmente un desafío cada vez que nos enfrentamos a ellos, ya que en muchas ocasiones no podemos ser muy agresivos en la ATP debido a que esto genera un aumento en las complicaciones del procedimiento.

 

Gentileza del Dr. Carlos Fava.

 

Título original: Impact of Frailty on Clinical Outcomes in Patients With Critical Limb Ischemia

Referencia: Yasuaki Takeji, et al. Circulation: Cardiovascular Interventions. 2018;11:e006778


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top