Experiencia de 5 años cerrando la orejuela: más evidencia que no se traduce a la práctica clínica

El uso del cierre percutáneo de la orejuela izquierda se incrementó 3.6 veces entre 2011 y 2015 sin que este aumento del volumen se tradujera en un aumento significativo de los eventos intrahospitalarios en esta población del “mundo real” de Alemania. Ahora la pregunta es ¿Alemania puede considerarse el mundo real para LATAM? Porque por estas latitudes la técnica no parece haber aumentado en volumen, sea por costos o por falta de derivación de los médicos clínicos hacia los intervencionistas.

Resultados a 5 años del cierre de orejuela

Para los alemanes los predictores más importantes de mortalidad intrahospitalaria fueron la falla renal aguda, el derrame pericárdico y un stroke isquémico peri-procedimiento.

La seguridad y eficacia del cierre percutáneo de la orejuela izquierda ha sido demostrada en varios trabajos randomizados y en estudios de cohorte prospectivos, pero faltaban datos de un gran número de pacientes de la práctica clínica diaria (al menos la de Alemania).

En total se incluyeron y analizaron 15895 pacientes entre 2011 y 2015. El número anual de procedimientos aumentó de 1347 en 2011 a casi cuatro veces más (4932) en 2015. Este aumento resultó muy significativo (p<0.001). 


Lea también: Resultados a 5 años del cierre de orejuela.


Las características de los pacientes fueron cambiando a lo largo del tiempo, presentando ahora mayor edad y prevalencia de comorbilidades como insuficiencia cardíaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica e insuficiencia renal crónica.

Los predictores independientes más importantes de mortalidad intrahospitalaria fueron cáncer (OR: 2.49), insuficiencia cardíaca (OR: 2.42), stroke (OR: 5.39), insuficiencia renal aguda (OR: 13.28), derrame pericárdico (OR: 5.65) y shock (OR: 45.11). Llama la atención la insuficiencia renal aguda en un procedimiento que utiliza muy poco contraste y no sorprende en absoluto el aumento de la mortalidad en los pacientes en shock, aunque a nadie de nosotros se le ocurriría cerrar una orejuela en este contexto. 

Conclusión

El cierre de la orejuela izquierda se incrementó unas 3.6 veces desde 2011 a 2015 con una tendencia no significativa de aumento de la mortalidad. Esto último en el contexto de tratar pacientes significativamente más enfermos. Los predictores más importantes de muerte intrahospitalaria fueron insuficiencia renal aguda, derrame pericárdico y stroke peri-procedimeinto.

Título original: 5-Year Experience of In-HospitalOutcomes After Percutaneous Left Atrial Appendage Closure in Germany.

Referencia: Lukas Hobohm et al. J Am Coll Cardiol Intv 2019;12:1044–52.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top