Válvula tricúspide ¿Es factible realizar tratamiento percutáneo en pacientes con marcapasos definitivo?

Gentileza del Dr. Carlos Fava.

Como sabemos, con la mayor expectativa de vida hay un aumento significativo de la utilización de marcapasos definitivo, desfibriladores y resincronizadores. En ese sentido, la presencia de sus catéteres se asocia a insuficiencia tricuspídea que, con el correr del tiempo, puede transformarse en severa llevando a insuficiencias cardíacas de difícil manejo.

¿Fin de la discusión sobre el impacto del marcapaso post TAVI?

Se ha comenzado a utilizar el tratamiento percutáneo en este grupo, pero aún contamos con poca información.

Se analizaron 470 pacientes con insuficiencia tricuspídea del Registro TriValve que recibieron tratamiento percutáneo entre enero de 2015 y diciembre de 2018. De ellos, 121 (25.7%) presentaban marcapasos o desfibrilador (CIED) y su evolución fue comparada con 349 pacientes que no los habían recibido (NO CIED).

Los grupos fueron similares, la edad media fue de 76 años, la mayoría mujeres, 36% fibrilación auricular, EuroScore 10. Aquellos que recibieron CIED presentaban mayor número de internaciones, más presencia de clase funcional III-IV, ascitis, edemas periféricos, EPOC, necesidad de diuréticos y un  NT pro-BNP más alto. La causa más frecuente fue la funcional.


Lea también: Entrevista al Dr. Gustavo Pedernera, nuevo Director del Boletín Educativo de SOLACI.


Además, los que recibieron CIED presentaron una fracción de eyección más baja, un diámetro ventricular izquierdo mayor, mayor volumen de aurícula izquierda y una presión sistólica de la arteria pulmonar más alta. No obstante, el orificio efectivo de regurgitación tricuspídea resultó menor.

En ambos grupos el dispositivo más utilizado fue el MitraClip, con un éxito del procedimiento del 80%.

La mortalidad hospitalaria fue del 2.9% para los NO CIED y de 3.7% para los CIED (p=0.7). 


Lea también: Lo más leído de marzo.


A 30 días no hubo diferencias en la presencia de insuficiencia tricuspídea ≤2 (70.8 vs. 73.7%) como tampoco en la mejoría de la clase funcional I-II (66% vs. 65% p=0.3).

La sobrevida al año fue similar (80.7% vs. 73.6% p=0.3).

Conclusión

El tratamiento percutáneo de la válvula tricúspide en los pacientes que presentan marcapaso definitivo o desfibrilador es factible con buen resultado hospitalario y en el corto plazo comparable con aquellos que no presentan marcapasos o desfibriladores.

Gentileza del Dr. Carlos Fava.

Título Original: Outcomes of TTVI in Patients With Pacemaker or Defibrillator Leads Data From the TriValve Registry.

Referencia: Maurizio Taramasso, et al. J Am coll Cardiol Intv 2020;13:554-64.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

(Visited 21 times, 8 visits today)

*

Top