Exposición prolongada a contaminación ambiental incrementa riesgo de enfermedad cardiovascular

En plena pandemia por el COVID-19 es difícil pensar en otra cosa que pueda estar afectando la salud del mundo y, entre ellos, a la población de China. La polución (especialmente la de partículas pequeñas PM 2.5) ha quedado en un segundo plano en estos días, pero a la vez el cierre preventivo de muchas industrias en China por el Coronavirus puso en evidencia cómo mejora la calidad del aire al apagar las chimeneas.

contaminacion ambiental y riesgo cardiovascular

El objetivo de este trabajo fue estudiar el efecto cardiovascular a largo plazo de la exposición a partículas pequeñas (PM 2.5) en China.

Se estudió una cohorte de 116.972 adultos del estudio China-PAR (Prediction for Atherosclerotic Cardiovascular Disease Risk in China) que no presentaban enfermedad cardiovascular en el año 2000 al ser incluidos. Los participantes fueron seguidos hasta 2015. Para conocer la exposición se utilizaron las mediciones satelitales a 1 km a la redonda de cada persona. Se ajustó el riesgo de la exposición a PM 2.5 con otros factores de riesgo individuales.

Las concentraciones anuales de PM 2.5 para las ciudades Chinas estudiadas estuvieron entre 25.5 y 114 ug/m3 (las principales capitales de LATAM promedian 40 a 50 ug/m3).

Por cada aumento en 10 ug/m3 de PM 2.5 se observaron 1164 muertes cardiovasculares adicionales. Tal como se esperaba, se observó una curva dosis-respuesta de cada vez mayor impacto a medida que subían las concentraciones.


Lea también: Guías de la Sociedad Europea de Cardiología para el manejo del COVID-19.


Los pacientes añosos, residentes rurales y nunca fumadores estuvieron más propensos a presentar eventos cardiovasculares asociados a la exposición de la polución con partículas pequeñas.

Conclusión

Este trabajo ofrece evidencia contundente de que la exposición prolongada a la polución de partículas pequeñas (PM 2.5) incrementa el riesgo de enfermedad cardiovascular. A mayor exposición, mayor riesgo. Estos hallazgos expanden el conocimiento que ya teníamos sobre la importancia de la calidad del aire sobre la salud y la posibilidad que tenemos todavía de mejorarla.  

Título original: Long-Term Exposure to Fine Particulate Matter and Cardiovascular Disease in China.

Referencia: Fengchao Liang et al. J Am Coll Cardiol 2020;75:707–17.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

*

Top