A favor de la angioplastia primaria siempre y en tiempos de pandemia también

Comparado con los fibrinolíticos, la reperfusión con angioplastia primaria es más confiable, durable y tiene menos complicaciones. Esto redunda en un beneficio clínico neto mayor, tanto en términos de mortalidad como de re-infarto y sangrado.

angioplastia coronaria pandemia

En el medio de la pandemia por Covid-19 ha resurgido la discusión sobre la utilidad de los trombolíticos. Incluso algunas sociedades los han propuesto como primera opción.

Hay múltiples razones para pensar que ésta no es la estrategia adecuada.

  • Los fibrinolíticos son inferiores a la angioplastia primaria en conseguir un flujo TIMI 3. Especialmente en esta época de pandemia es más probable que se administren más tardíamente encontrando un trombo más organizado.
  • Dada la alta tasa de re-infarto, la indicación moderna de fibrinolíticos se basa en una segunda etapa invasiva que puede ser de emergencia en el caso de no conseguir la reperfusión o de rutina para el tratamiento definitivo de la placa rota. En este contexto, la ventaja teórica de exponer a una menor cantidad de personal de salud y reducir el consumo de elementos de protección es falsa.
  • El síndrome causado por el Covid-19 se puede presentar como mio pericarditis (en oposición a la oclusión trombótica) y presentar también elevación del segmento ST.

La administración de un trombolítico a un paciente cursando un mio pericarditis no solo no es efectiva, sino que trae aparejado un riesgo de sangrado incluso mayor que en la población no infectada.


Lea también: A favor del uso de trombolíticos en tiempos de COVID-19.


Las dos razones más convincentes para el uso de trombolíticos son las de reducir la exposición del personal y los recursos y también reducir el tiempo de demora.

Este problema se soluciona fácilmente entrenando al personal en el uso apropiado de todos los elementos de protección en todas las urgencias.

Además, las mayores demoras en la reperfusión han sido reportadas entre el inicio de los síntomas y el primer contacto médico (lo cual desfavorece a los trombolíticos) y no entre el contacto médico y el diagnóstico.


Lea también: Manejo de los infartos durante la pandemia de Covid-19.


Décadas de estudios clínicos nos han mostrado la superioridad de la angioplastia primaria, especialmente cuando los pacientes se presentan tardíamente.

Se pueden dar escenarios excepcionales donde los trombolíticos sean la única opción pero la regla debe seguir favoreciendo a la angioplastia primaria.

Descargar (PDF, Desconocido)

Título original: Why Fibrinolytic Therapy for STEMI in the COVID-19 Pandemic is Not Your New Best Friend.

Referencia: Ajay J. Kirtane et al. 10.1161/CIRCOUTCOMES.120.006885.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top