ESC 2020 | Infarto agudo de miocardio y anemia ¿es necesaria la transfusión?

En pacientes cursando un infarto agudo de miocardio y anemia una estrategia restrictiva con respecto a las transfusiones es tan segura como una más liberal y, además, ahorra costos. El punto de corte para decidir una transfusión sería < 8 g/dl de hemoglobina.

Infarto agudo y anemia ¿es necesaria la transfusión?

Los resultados de este trabajo, llamado REALITY, se presentaron durante las sesiones científicas virtuales del ESC 2020.

La anemia es relativamente común en los pacientes que ingresan por un infarto agudo de miocardio (entre el 5% y el 10%).

Existen estudios randomizados previos comparando diferentes estrategias en el contexto de una cirugía o de un sangrado digestivo, pero los pacientes cursando un infarto fueron históricamente excluidos.

El estudio REALITY se realizó en Francia y España. Incluyó 630 pacientes cursando un infarto agudo de miocardio cuya hemoglobina se ubicó entre 7 y 10 gr/dl durante toda la internación. 

Se randomizaron a una estrategia restrictiva (corte <8 gr/dl con un objetivo de entre 8 y 10 gr/dl) o a una estrategia más liberal (corte <10 gr/dl con un objetivo > a 11 gr/dl).


Lea también: ESC 2020 | La disfunción ventricular puede inclinar la balanza para decidir la revascularización.


Estas estrategias se mantuvieron hasta el alta o hasta los 30 días (lo que ocurriera primero).

Se permitió la transfusión más allá de la estrategia en los casos de la existencia de sangrado activo, si se sospechaba una caída importante que no permitiera esperar el resultado del análisis o si el paciente desarrollaba shock.

Con la estrategia restrictiva un 35.7% de los pacientes recibieron al menos una transfusión comparado con el 86.7% de la estrategia liberal.


Lea también: ESC 2020 | Dapagliflozina en insuficiencia renal: la droga sigue conquistando otros territorios.


La seguridad resultó idéntica entre ambos grupos, pero los que recibieron una estrategia restrictiva mostraron menos infecciones (0% vs 1.5%) y menos injuria pulmonar (0.3% vs 2.2%; p=0.03 para ambas).

El punto final primario combinado (muerte, re-infarto, stroke y revascularización de emergencia) resultó del 11% para la estrategia restrictiva vs 14% para la conservadora.

La estrategia restrictiva además ahorró costos y recursos hospitalarios.

Título original: REALITY – a randomized trial of transfusion strategies in patients with myocardial infarction and anemia: 30-day results.

Referencia: Steg PG et al. Presentado en forma virtual en ESC 2020.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top