Diagnóstico y tratamiento de la trombosis inducida por vacunación contra el COVID-19

La trombosis de los senos venosos cerebrales es una manifestación extremadamente rara de enfermedad cerebrovascular. 

Diagnóstico y tratamiento de la trombosis inducida por vacunación

En los últimos días esta patología se ha hecho tristemente famosa por su asociación con dos vacunas contra el coronavirus que utilizan como vectores el adenovirus. 

Estas vacunas son la Ad26.COV2.S (Johnson & Johnson) y la ChAdOx1 nCoV-19 (AstraZeneca). No se observó ningún caso de trombosis y trombocitopenia luego de 182 millones de dosis de vacunas basadas en ARN mensajero (Pfizer/Moderna).

Mientras esperamos más información, parece prudente tener alguna idea del diagnóstico y tratamiento de este evento adverso post vacunación.

Los síntomas son variables y dependen de la localización del seno afectado, pero básicamente se pueden dividir en 4 síndromes: cefalea aislada o signos de hipertensión endocraneana, foco neurológico, encefalopatía subaguda y síndrome del seno cavernoso con neuropatías de los pares craneales. 

La cefalea se presentó en el 90% de la población. Otra característica distintiva es su naturaleza progresiva.

Los síntomas comienzan entre los 5 a 20 días posteriores a la vacunación principalmente en mujeres jóvenes. El síntoma trombótico más frecuente fue el de los senos cerebrales, pero puede aparecer o asociarse a trombosis de cualquier otro territorio (trombosis venosa profunda, tromboembolismo pulmonar, trombosis portal, etc).


Lea también: Infarto con supradesnivel del ST post TAVI: problemas en todos los sentidos.


En el caso de sospechar clínicamente la trombosis de los senos venosos, tanto una resonancia como una tomografía con tiempos venosos pueden confirmar el diagnóstico.

Se debe solicitar un coágulograma completo con recuento de plaquetas, dímero D y anticuerpos anti factor plaquetario 4 por Elisa.

El tratamiento recomendado es similar al de la trombocitopenia inducida por heparina (HIT). Altas dosis endovenosas de inmunoglobulinas (1 gr/kg) por 2 días una vez que se haya obtenido la muestra para los anticuerpos anti factor plaquetario 4 y anticoagulantes (NUNCA heparina) como bivalirudina, argatroban, fondaparinux o anticoagulantes directos. Las dosis deben ser anticoagulantes salvo que se presente con trombocitopenia severa (<20000/mm3) o el fibrinógeno esté bajo. Se debe evitar la transfusión de plaquetas.


Lea también: Nuevas insuficiencias cardíacas luego de la infección por COVID-19.


Una vez superada la etapa aguda y recuperado el recuento de plaquetas se recomienda continuar con anticoagulación vía oral.

Se requieren más estudios para conocer el verdadero riesgo de este evento adverso asociado a las vacunas, si es que existe alguna asociación. Hoy está muy claro que la vacunación debe continuar.

Descargar (PDF, Desconocido)

Título original: Diagnosis and management of cerebral venous sinus thrombosis with vaccine-induced immune thrombotic thrombocytopenia.

Referencia: Karen L. Furie et al. Stroke. 2021 Apr 29. Online ahead of print. doi:10.1161/STROKEAHA.121.035564. 


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

*

Top