Estrategias para reducir la injuria renal en una angioplastia

El título invita a pensar que el artículo nos va a dar una lista de cosas que podemos hacer para reducir la injuria renal, sin embargo, (y desgraciadamente) no se observaron beneficios del bicarbonato de sodio por sobre la solución salina o de la n-acetil cisteína por sobre el placebo para reducir el daño renal luego de una angioplastia coronaria.

Sub análisis del EXCEL: angioplastia vs cirugía en insuficiencia renal crónicaDentro de las medidas de protección más frecuentes que se han testeado están el bicarbonato de sodio endovenoso y la n-acetil cisteína vía oral, aunque ambos con resultados conflictivos.

 

El estudio PRESERVE (Prevention of Serious Adverse Events Following Angiography) tuvo un diseño factorial de 2×2 y randomizó 5177 pacientes con insuficiencia renal grado III o IV que requerían una angiografía a bicarbonato de sodio al 1.26% vs solución salina 0.9% y n-acetil cisteína vs placebo por 5 días. El end point primario fue un combinado de muerte, necesidad de diálisis, o insuficiencia renal persistente a los 90 días. La insuficiencia renal aguda debido al contraste fue un end point secundario.


Lea también: Injuria renal asociada al contraste: un problema histórico sin soluciones mágicas.


Además, un total de 1161 pacientes del estudio recibieron angioplastia coronaria. El filtrado glomerular medio fue de 50.7 ml/min/1.73 m² y el 82% de la población tenía el antecedente de diabetes.

 

El end point primario ocurrió en el 2.6% de los que recibieron bicarbonato de sodio vs el 4% de los que recibieron solución salina (p=0.41) y en el 3.8% de los que recibieron n-acetil cisteína vs 2.8% de los que recibieron placebo (p=0.29). No se observaron diferencias significativas entre los diferentes grupos en cuanto a la incidencia de nefropatía por contraste.

 

Conclusión

Entre los pacientes con enfermedad renal crónica que recibieron angioplastia no se observó un beneficio del bicarbonato de sodio por sobre la solución salina normal ni de la n-acetil cisteína por sobre el placebo para prevenir la nefropatía por contraste.

 

Título original: Strategies to Reduce Acute Kidney Injury and Improve Clinical Outcomes Following Percutaneous Coronary Intervention. A Subgroup Analysis of the PRESERVE Trial.

Referencia: Santiago Garcia et al. J Am Coll Cardiol Intv 2018;11:2254–61.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top