Los cirujanos vasculares del futuro en la era endovascular

La reparación endovascular de un aneurisma de aorta abdominal infrarrenal (EVAR) está ampliamente difundida gracias a un abordaje mínimamente invasivo, una rápida recuperación y una mejor sobrevida a corto plazo. Aproximadamente el 60% de los aneurismas de aorta abdominal infrarrenal (AAA) en Europa y el 85% en los Estados Unidos reciben EVAR.

Tasa de stroke post cirugía vs angioplastia coronaria en un análisis de más de 10.000 pacientesUna década atrás pensábamos que muy pocos pacientes recibían cirugía abierta. Sin embargo, hoy vemos que -si bien el EVAR es un procedimiento seguro y durable- al ajustarnos estrictamente a las recomendaciones de los fabricantes, entre el 30% y el 50% de los pacientes no cumplen todos los criterios. Por ese motivo, en hasta la mitad de los casos la cirugía abierta sería una mejor opción.

 

La cirugía abierta, nos guste o no, debe seguir siendo una opción y deben seguir formándose cirujanos vasculares capaces de realizarla, pero globalmente el volumen no es suficiente para que consigan las suficientes “horas de vuelo”. La expansión del EVAR y la caída en la incidencia del AAA ha hecho que solo se traten con cirugía abierta los casos que no son anatómicamente adecuados para EVAR y por lo tanto los casos más desafiantes y menos adecuados para realizar una curva de aprendizaje.


Lea también: En diabéticos con múltiples vasos no es necesario calcular el SYNTAX para decidir la estrategia.


Una encuesta en el Reino Unido mostró que solo el 5% de los cirujanos vasculares en entrenamiento realizaba más de 15 procedimientos y, de manera preocupante, el 50% realizaba menos de 5 procedimientos al año. Con esta tendencia, para el 2020, los fellows van a completar su entrenamiento en cirugía vascular con un máximo de 3 aneurismas operados.

 

La tecnología ha jugado un rol importante y las técnicas endovasculares son particularmente adaptables a un entrenamiento con simuladores ganando un nivel de habilidad razonable antes de comenzar con el primer paciente. Lo anterior es mucho más difícil con la cirugía abierta, solo las prácticas cadavéricas y en animales pueden ofrecer algo de habilidades previas fuera del quirófano de verdad.


Lea también: El bypass infrapatelar tiene diferente resultado luego de un intento endovascular.


Los cirujanos con aptitudes e interés en entrenarse en cirugía abierta deberían ser concentrados en centros de alto volumen para evitar la dispersión y la escasa experiencia que en definitiva se traducirá en malos resultados para los pacientes.

 

Título original: How Can We Ensure Vascular Surgical Trainees Become Competent in Open Aortic Surgery in the Future Training Environment?

Referencia: Eur J Vasc Endovasc Surg (2018). Article in press.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top