Terapia antitrombótica luego de un stent venoso: muy diferente a las coronarias

¿La terapia antitrombótica/antiplaquetaria luego de un stent de 10.0 por 60 mm implantado en la vena subclavia de un paciente renal crónico debería ser igual a la de un stent 3.0 por 18 mm en el segmento medio de la arteria descendente anterior de ese mismo paciente? La práctica diaria de muchos Cardiológicos Intervencionistas que realizan ambos procedimientos dice que sí. Sin embargo, este nuevo consenso nos da una información completamente diferente, por lo que vale la pena una lectura rápida.

Este es el primer estudio que investiga el tema y junta la evidencia de los trabajos y la experiencia de Intervencionistas dedicados a angioplastia en territorio venoso.

 

El trabajo aborda varios temas importantes como el uso de anticoagulación, la duración del tratamiento o aquellos pacientes en los que se justifica un estudio de trombofilia, pero también deja claro que no existe ninguna evidencia sobre el uso de antiagregantes plaquetarios en este contexto (lo cuál es la clásica indicación de un Cardiólogo Intervencionista cuyo volumen mayoritario de trabajo son las coronarias).


Lea también: ¿Es durable el TAVI a más de 5 años?


Las declaraciones de este consenso fueron:

  1. La anticoagulación es preferente a la antiagregación plaquetaria durante los primeros 6 a 12 meses luego del implante de un stent venoso que no sea por una lesión por síndrome de May-Turner.
  2. No hubo consenso para recomendar terapia antiagregante de por vida luego de suspender la anticoagulación post implante de un stent venoso que no sea por una lesión por síndrome de May-Turner.
  3. La heparina de bajo peso molecular son la anticoagulación de elección durante las primeras 2 a 6 semanas luego del implante del stent.
  4. Un screening para trombofilia es esencial luego de discontinuar la anticoagulación post trombolisis y stent en el contexto del primer episodio de trombosis venosa profunda.
  5. Luego de una trombosis venosa profunda con trombolisis y angioplastia con stent de la vena ilíaca, la anticoagulación puede ser discontinuada entre los 6 y los 12 meses si el screening para trombofilia resultó negativo, fue el primer evento de trombosis venosa profunda y el stent no parece tener complicaciones en la evaluación con eco Doppler.
  6. En pacientes con múltiples episodios de trombosis venosa profunda y stent ilíaco la anticoagulación se debe continuar de por vida.
  7. Tampoco hubo consenso sobre si existe algún beneficio de agregar antiagregación plaquetaria a la anticoagulación luego de una angioplastia exitosa en un paciente con antecedente de múltiples trombosis venosas y síndrome post trombótico.

Título original: Antithrombotic Therapy Following Venous Stenting: International Delphi Consensus.

Referencia: Kristijonas Milinis et al. Eur J Vasc Endovasc Surg (2018), Article in press


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top