Bebidas artificialmente endulzadas y riesgo de Alzheimer

Las bebidas artificialmente endulzadas (con diferentes tipos de edulcorantes) podrían ser responsables de un aumento del riesgo de accidentes cerebrovasculares y hasta casi el triple de riesgo de padecer demencia por enfermedad de Alzheimer.

Bebidas azucaradas y con edulcorante asociadas a eventos cardiovasculares y mortalidad

Tanto las bebidas azucaradas como las artificialmente endulzadas se han asociado a riesgo cardio-metabólico, enfermedad cerebrovascular y demencia. Este trabajo evaluó prospectivamente el consumo de bebidas tanto azucaradas como artificialmente endulzadas y su relación con los eventos antes mencionados en la comunidad de Framingham.

Se estudiaron 2888 participantes mayores de 45 años para ver la incidencia de accidente cerebrovascular y 1484 mayores de 60 años para ver la incidencia de demencia.


Lea también: Bebidas azucaradas y con edulcorante asociadas a eventos cardiovasculares y mortalidad.


La cantidad de bebidas consumidas se midió utilizando diferentes cuestionarios específicos teniendo en cuenta tanto el consumo reciente como el promedio acumulativo en los 10 años de seguimiento del trabajo.

Luego de ajustar por edad, sexo, nivel de educación (para analizar la demencia), consumo de calorías, calidad de la dieta, actividad física y hábito tabáquico se observó que tanto un alto consumo reciente como un alto consumo acumulado aumentaron el riesgo de accidente cerebro vascular, cualquier demencia y demencia por enfermedad de Alzheimer.

Cuando se compara un consumo igual a cero (como referencia) el riesgo de las bebidas artificialmente endulzadas fue de casi el triple tanto para accidentes cerebrovasculares (HR 2.96 IC 95%, 1.26 a 6.97) como para demencia de Alzheimer (HR 2.89 IC 95%, 1.18 a 7.07).


Lea también: Por primera vez se publican guías de prevención primaria ¿Serán útiles en todos los pacientes?


Las bebidas endulzadas con azúcar natural no se asociaron a accidente cerebrovascular o demencia.

Toda esta información es contradictoria y hay otros trabajos con resultados literalmente opuestos. El problema es la imposibilidad de randomizar y, aunque se realicen múltiples ajustes, siempre pueden existir variables sin controlar. Un ejemplo sería que la población con mayor riesgo de eventos (obesidad y diabetes) consuman más bebidas artificialmente endulzadas y que entonces las bebidas no sean la causa de los eventos sino el riesgo basal de la población.

Descargar (PDF, Desconocido)

Título original: Sugar- and Artificially Sweetened Beverages and the Risks of Incident Stroke and Dementia. A Prospective Cohort Study.

Referencia: Matthew P. Pase et al. Stroke. 2017;48:1139-1146.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top