La clave que no miramos en la enfermedad vascular periférica

Referir los pacientes con enfermedad vascular periférica a realizar ejercicio supervisado es fundamental para cambiar su pronóstico. Este cambio debería ser cultural y no solo darse al nivel de una recomendación individual.

ejercicio y enfermedad vascular periférica

La actividad física como estilo de vida reduce el riesgo cardiovascular y disminuye la incapacidad física en pacientes con enfermedad vascular periférica. 

La novedad de este trabajo (que será publicado en los próximos días en Eur. J Vasc Endovasc Surg) es que compara los patrones de actividad física en pacientes con enfermedad vascular periférica sintomática entre dos países: uno bajo una epidemia de sedentarismo y obesidad (Estados Unidos) y otro que promueve activamente la actividad física como una política de salud pública (Holanda).

Los pacientes reportaron la actividad física de modo binario (sendentario vs actividad física) con un seguimiento de 3, 6 y 12 meses. 

Todos fueron enrolados en el registro PORTRAIT, que incluyó pacientes con nueva claudicación intermitente o con un empeoramiento de la misma.

El estudio englobó a 1098 pacientes en total: 743 fueron enrolados en los EE. UU. (67.7%) y 355 en Holanda (32.3%).


Lea también: ¿Cuál es la dieta más saludable?


Los pacientes americanos resultaron más añosos (edad media: 68.6 años vs. 65.3 años; p<0.001), más obesos (41.3% vs. 20.5%; p<0.001) pero menos fumadores (30.1% vs. 52.8%; p<0.001) y con más mujeres (41.3% vs. 31.4%; p=0.002).

La diferencia más obvia entre ambos países fue la referencia de estos pacientes a realizar ejercicio supervisado (1.6% en Estados Unidos vs. 63.9% en Holanda; p<0.001). No solo los americanos resultaron basalmente más sedentarios, sino que sólo un mínimo porcentaje recibió la indicación formal de realizar ejercicio de manera supervisada.

Conclusión 

Referir los pacientes a ejercicio supervisado es clave para mejorar el pronóstico en nuestros pacientes con enfermedad vascular periférica sintomática. El consejo “tiene que caminar más” no es suficiente y el cambio debería ser cultural.

Título original: Physical Activity in Patients with Symptomatic Peripheral Artery Disease: Insights from the PORTRAIT Registry.

Referencia: Poghni A. Peri-Okonny et al. Eur J Vasc Endovasc Surg. 2020 Jul 21;S1078-5884(20)30528-1. https://doi.org/10.1016/j.ejvs.2020.06.010.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

One Comment;

  1. Alexander B Parra Finol said:

    La actividad física supervisada, constituye uno de los pilares fundamentales en la prevención de las enfermedad Cardiovascular, junto con el control de los niveles de glicemia, Hipertensión Arterial Sistémica,niveles de colesterol y triglicéridos.Y cesar el hábito tabaquico.
    Por otra parte la enfermedad vascular periférica, debe ser controlada precozmente y la actividad física controlada juega papel importante en la prevención y manejo de esta patología

*

Top