Solución para los endoleaks tipo 1A luego de una endoprótesis abdominal

Los endoleaks tipo 1 proximales luego de la reparación endovascular de un aneurisma de aorta abdominal infrarrenal son muy desafiantes de resolver y no existe consenso sobre la solución más adecuada.

Este trabajo comparó la opción más radical para solucionar el problema vs una opción más conservadora, aunque no por eso menos desafiante.

La primera sería explantar la endoprótesis de manera quirúrgica y reconstruir la aorta; la opción más “conservadora” sería una prótesis fenestrada a medida.

Este análisis retrospectivo incluyó pacientes entre 2009 y 2018 que recibieron una de las dos opciones para solucionar un endoleak tipo 1A. La decisión fue tomada por los operadores en base a la anatomía (factibilidad de una prótesis fenestrada), crecimiento del saco, presentación de emergencia o sintomática.

Apenas unos 59 pacientes se encontraron en esta situación en los casi 10 años que se incluyeron, pero es una información muy útil por lo escaso de los datos y los riesgos de ambas estrategias.


Lea también: Datos que pueden cambiar la estrategia del TAVI y la cirugía.


Se realizó el explante de la prótesis y reconstrucción de la aorta en 26 pacientes y el implante de una endoprótesis fenestrada a medida en 33. 

Ambos grupos resultaron similares en edad y comorbilidades al momento de la intervención. El tiempo medio entre la endoprótesis original y el nuevo procedimiento fue de 60.4 meses (rango de 34 a 85). 

El diámetro máximo del aneurisma fue mayor en el grupo que fue a cirugía con explante y reconstrucción (86 mm vs 70 mm; p=0.008).

Las intervenciones secundarias a 30 días (11.5% vs 9.1%) al igual que la mortalidad (3.8% vs 3.3%) resultaron similares entre ambos grupos.


Lea también: Es necesario revascularizar antes del TAVI


Los eventos adversos mayores definidos por las guías de la Sociedad de Cirujanos Vasculares resultaron más bajos en el grupo tratado con endoprótesis fenestrada (2.4% vs 13.6%; p=0.016). 

A un año de seguimiento la sobrevida resultó similar en ambos grupos (84% vs 86.6%)

Conclusión

Tanto el explante de la prótesis con reconstrucción de la aorta como el implante de una endoprótesis fenestrada son soluciones satisfactorias en centros de alto volumen y experiencia para tratar leaks tipo 1A. 

La prótesis fenestrada tiene una menor morbilidad inicial, aunque requiere un tiempo para producirla que muchos pacientes no tienen. La cirugía es una excelente opción en estos casos.

Título original: After EVAR by Explantation or Custom Made Fenestrated Endovascular Aortic Aneurysm Repair.

Referencia: Benoit Doumenc et al. Eur J Vasc Endovasc Surg. 2021. Online ahead of print doi: 10.1016/j.ejvs.2020.10.033.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

(Visited 327 times, 90 visits today)

*

Top