Síndrome de Hiperperfusión cerebral post-angioplastia carotídea: una complicación prevenible

Este síndrome que puede ser reversible también es una causa de stroke prevenible, al menos en el contexto de una cirugía de endarterectomía carotídea. Actualmente, hay poca información sobre su incidencia en el contexto de una angioplastia carotidea, por lo que este trabajo se ocupó de darnos alguna información sobre el mismo y algunos tips para evitarlo.

Síndrome de Hiperperfusión cerebral post-angioplastia carotídea: una complicación prevenibleSe realizó una búsqueda sistemática, hallándose 33 trabajos con un total de 8731 angioplastias carotídeas que reportaron un riesgo de síndrome de hiperperfusión del 4.6% (3.1 a 6.8%). Casi la mitad de los pacientes en los que se dio el fenómeno de hiperperfusión terminaron con un stroke establecido (47%) y, en más de la mitad, este stroke terminó siendo fatal o incapacitante (54%).

 

Los síntomas no aparecieron inmediatamente, sino que en promedio pasaron unas 12 horas desde el procedimiento (rango 8 a 36 horas). Esta es una clara diferencia con el stroke de causa embólica que incluso lo diagnosticamos en la misma sala de cateterismos.


Lea también: Lejos de ser un juego de palabras, la malnutrición inclina la balanza en el TAVI.


Una reserva cerebrovascular disminuida se asoció con un mayor riesgo de síndrome de hiperperfusión luego de la angioplastia (RR 5.18; IC 95% 1.0 a 26.8; p=0.049).

 

Si el procedimiento se realiza en el contexto de un paciente sintomático, el riesgo de stroke peri-procedimiento es mucho mayor (eso lo tenemos bastante claro desde hace mucho tiempo); lo que no sabíamos es que el riesgo de evolucionar con síndrome de hiperperfusión es mucho más bajo que en estos pacientes agudos (RR 0.20; IC 95% 0.07 a 0.59; p=0.001).


Lea también: Costo-beneficio de endoprótesis fenestradas o ramificadas vs cirugía abierta.


Aquellos pacientes con lesión carotídea bilateral o lesiones muy críticas deben ser manejados con mucha atención en las horas posteriores al procedimiento, siendo especialmente obsesivos con el control de la tensión arterial.

 

Conclusión

El síndrome de hiperperfusión cerebral es un fenómeno relativamente frecuente y grave en los pacientes que reciben angioplastia carotídea y aparece en las primeras horas post procedimiento, nunca inmediatamente. Se debe incentivar el desarrollo de futuros estudios que nos den evidencia sobre cómo tratar este fenómeno, incluyendo el control de la tensión arterial y la medición del flujo cerebral.

 

Título original: Cerebral Hyperperfusion Syndrome After Carotid Artery Stenting: A Systematic Review and Meta-analysis.

Referencia: Anne E. Huibers et al. Eur J Vasc Endovasc Surg (2018). Article in press.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

One Comment;

  1. Hildauro Monzón Montes said:

    Fisiopatologicamente. Es muy esperable que exista una diferencia de presión post estenosis y pre estenosis con una homeostasis humoral en la circulación cerebral. Al romperse ese equilibrio crónico es muy probable, que se produzcan varios acontecimientos, lógicos como edema cerebral, insuficiencia o fragilidad capilar con pequeñas zonas de hemorragia, todo esto provocado por la alteración de la diferencia de presión existente antes de la angioplastia y posterior a la angioplastia. Son sucesos lógicos esperables .

*

Top