TAVI en bajo riesgo con “cero” mortalidad y “cero” stroke

El reemplazo valvular aórtico por catéter (TAVI) ya es un tratamiento estándar para los pacientes con estenosis aórtica severa sintomática con un riesgo quirúrgico extremo, alto o intermedio.

TAVI en bajo riesgo con “cero” mortalidad y “cero” strokeEste trabajo prospectivo y multicéntrico incluyó pacientes de bajo riesgo (Feasibility of Transcatheter Aortic Valve Replacement in Low-Risk Patients With Symptomatic, Severe Aortic Stenosis) y fue aprobado por la FDA para incluir pacientes en los Estados Unidos.

 

El end point primario fue la mortalidad por cualquier causa a 30 días y los resultados se compararon con la base de datos histórica de la Sociedad de Cirujanos Torácicos (STS).

 

Se incluyeron 200 pacientes de bajo riesgo con estenosis aórtica severa en 11 centros para recibir TAVI. Estos pacientes fueron comparados con 719 pacientes que recibieron cirugía en las mismas instituciones según la base de datos del STS.


Lea también: La meseta por la que transcurre la cirugía desde hace varios años.


A 30 días (end point primario) se observo 0% (cero) mortalidad en el grupo que recibió TAVI vs 1.7% en el grupo quirúrgico. También se observó 0%  de stroke intrahospitalario en el grupo TAVI vs 0.6% en el grupo quirúrgico.

 

La tasa de implante de marcapasos definitivo resultó similar entre ambas estrategias, y esto es un gran avance del TAVI, con el 5% y el 4.5%.

 

La aparición de nueva fibrilación auricular (3%) y el tiempo de estadía hospitalaria (2.0 ± 1.1 días) fue menor en el grupo TAVI.


Lea también: Manejo práctico de las perforaciones coronarias.


Un paciente del grupo TAVI (0.5%) quedó con insuficiencia paravalvular leve a los 30 días y un 14% tenía en el mismo período de tiempo evidencias subclínicas de trombosis de las valvas.

 

Esto último preocupa ya que la trombosis de las valvas, aunque sea subclínica, podría deteriorar precozmente el funcionamiento del dispositivo justo en un paciente que tiene una expectativa de vida mayor. Esta idea de la trombosis de las valvas viene evolucionando y habrá que ver que impacto tiene con el tiempo y si justifica modificar los esquemas de antiplaquetarios/antitrombóticos al alta.

 

Conclusión

El reemplazo valvular aórtico por catéter en pacientes de bajo riesgo tiene una tasa muy baja de complicaciones, con una corta estadía hospitalaria, cero mortalidad y cero stroke incapacitante. En una minoría de pacientes se observó trombosis subclínica de las valvas cuya evolución debe ser estudiada en el tiempo.

 

Título original: Transcatheter Aortic Valve Replacement in Low-Risk Patients With Symptomatic Severe Aortic Stenosis.

Referencia: Ron Waksman et al. J Am Coll Cardiol 2018;72:2095–105.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

One Comment;

*

Top