ACC 2019 | Infartarse muy joven o 10 años después no cambia la mortalidad a largo plazo

Aquellos pacientes que sufrieron su primer evento coronario antes de los 40 años presentan una mortalidad a largo plazo similar a aquellos que sufrieron su primer infarto incluso 10 años más tarde según el registro YOUNG-MI presentado en las sesiones científicas del ACC 2019.

ACC 2019 | Infartarse muy joven o 10 años después no cambia la mortalidad a largo plazoLa prevención secundaria debe ser usada de manera agresiva en los pacientes jóvenes al igual que en los mayores.

 

Luego de más de 10 años de seguimiento, los pacientes muy jóvenes (menores de 40 años) que sufrieron un infarto no presentan un riesgo significativamente mejor que aquellos que se infartaron mucho después, tanto en mortalidad de cualquier causa (HR 0.72; P = 0.056) como en muerte cardiovascular (HR 0.83; P = 0.447).


Lea también: ACC 2019 | PARTNER 3: TAVI en bajo riesgo con menos eventos al año que la cirugía.


Debemos ser muy agresivos con la prevención secundaria en estos individuos para disminuir el riesgo de nuevos eventos, y esto debe ser específicamente agresivo en aquellos que sufren su primer infarto antes de los 40 años. En esta población tan joven hay que tener solo algunas consideraciones como abuso de sustancias o disecciones espontáneas.

 

Este análisis se enfocó en 2097 pacientes con infartos tipo 1 de los cuales el 20.6% eran menores de 40 años.

 

Título original: Risk factor profiles and outcomes of very young adults with myocardial infarction: results from the YOUNG-MI registry.

Presentador: Yang J.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top