Mejorando los resultados luego de la revascularización de miembros inferiores

La habilidad de los operadores combinada con la mejora y diversidad de los dispositivos para revascularizar miembros inferiores aumentó claramente en la última década. Sin embargo, esta factibilidad técnica que antes no teníamos ¿Se está traduciendo en una mejoría clínica para los pacientes o simplemente está aumentado el ego de los Intervencionistas?

Mejorando los resultados luego de la revascularización de miembros inferiores

Este trabajo se ocupa justamente de responder la pregunta anterior, y para eso identificó el increíble número de 103934 pacientes que recibieron angioplastia periférica o cirugía (endarterectomía, profundoplastia o bypass) en territorio infra-inguinal de los miembros inferiores entre el 2006 y el 2015.

Las amputaciones mayores y las muertes dentro del año post procedimiento fueron registradas y ajustadas por edad, sexo, diabetes y demás comorbilidades, además de la indicación de la revascularización (claudicación intermitente, isquemia severa sin pérdida de tejido, isquemia severa con pérdida de tejido, isquemia severa con gangrena/osteomielitis).

El riesgo a un año de amputación mayor luego del procedimiento de revascularización endovascular se redujo del 5.7% (2006-2007) a 3.9% (2014-2015). Para la revascularización quirúrgica, el riesgo se redujo de 11.2% (2006-2007) al 6.6% (2014-2015).


Lea también: Infartos peri-procedimiento en angioplastia vs cirugía al tronco de la coronaria izquierda.


El riesgo de mortalidad luego de ambos tipos de revascularización también se redujo con el tiempo. Estas tendencias se observaron en todo el espectro clínico que justificó la indicación de revascularización, aunque el mayor beneficio clínico se dio en aquellos con isquemia severa y pérdida de tejido o gangrena.

Una curiosidad que se observa a través de los años es el aumento de la morbilidad que puede ser fácilmente explicado por la mayor proporción de pacientes tratados al final de su enfermedad (isquemia severa con pérdida de tejido o gangrena) por métodos menos invasivos.

Conclusión

Los hallazgos de este trabajo a lo largo de 10 años muestran un aumento de la sobrevida y una disminución de las amputaciones mayores luego de un procedimiento de revascularización. Los resultados efectivamente han mejorado de la mano de la experiencia y los nuevos dispositivos, lo cual justificaría la centralización y especialización de centros vasculares periféricos.

Título original: Improving 1-year Outcomes of Infrainguinal Limb Revascularisation: A Population-Based Cohort Study of 104 000 Patients in England.

Referencia: Heikkila et al. Circulation. 2018 May 1;137(18):1921-1933.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top