Incidencia y pronóstico de cuando se produce la embolización de una válvula

La incidencia de embolización y migración de una válvula implantada por cateterismo es tan baja como el 1%. Sin embargo, se asocia a un aumento de la morbilidad y la mortalidad.

Trombólisis local en tromboembolismo pulmonar

La embolización o migración de la válvula luego del implante es una de las complicaciones más temidas por su potencial para transformar el procedimiento en una catástrofe, pero poco sabíamos de su incidencia (con la excepción de algunos reportes de un único centro) y -más importante aún- de su impacto en el pronóstico del paciente.

Este trabajo recientemente publicado en el European Heart Journal nos trae algo de luz sobre este evento, ya que evaluó una gran cohorte de pacientes tratados en 26 centros reconocidos internacionalmente.

Entre 2010 y 2017 la embolización o migración de la válvula ocurrió en 273 pacientes (0.92% de toda la cohorte), de los cuales en 217 se embolizó a la aorta ascendente y en 56 al ventrículo izquierdo. El uso de la prótesis auto-expandible, de dispositivos de 1° generación y las válvulas bicúspides fueron los predictores independientes de embolización o migración.


Lea también: Intentando reducir la insuficiencia renal post TAVI.


Las maniobras de rescate para evitar una catástrofe definitiva incluyeron el uso de lazos (41%), el implante de una segunda válvula (83.2%) y la conversión a cirugía (19%).

Utilizando propensity score se pudo machear 1:4 una cohorte de 235 pacientes que presentaron embolización y una cohorte igual de 932 pacientes que no presentaron embolización. En la cohorte que presentó embolización se observó un aumento de la mortalidad por cualquier causa a 30 días (18.6% vs 4.9%; p<0.001) y a un año (30.5% vs. 16.6%; p<0.001). Algo similar ocurrió con el stroke a 30 días (10.6% vs. 2.8%; p<0.001), pero esta diferencia no se mantuvo al año.

La necesidad de soporte cardiovascular de emergencia, stroke mayor a 30 días y la injuria renal aguda incrementaron el riesgo de mortalidad al año, mientras que una buena función renal basal fue protectora.

Conclusión

La embolización o migración de una válvula implantada por cateterismo tiene una incidencia de aproximadamente el 1% y se asocia con un aumento significativo de la morbilidad y la mortalidad.

Título original: Incidence and outcome of peri-procedural transcatheter heart valve embolization and migration: the TRAVEL registry (TranscatheteR HeArt Valve EmboLization And Migration).

Referencia: Won-Keun Kim et al. European Heart Journal (2019) 40, 3156–3165.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top