Endocarditis infecciosa post TAVI

La endocarditis infecciosa luego del implante de una válvula por catéter (TAVI) es una de las complicaciones más temidas por su morbilidad y mortalidad. Con el TAVI expendiéndose a todos los grupos de riesgo, la endocarditis podría ser una de las preocupaciones a largo plazo. Sin embargo, el riesgo a largo plazo parece similar al riesgo de endocarditis de una válvula biológica quirúrgica, por lo que esto no debería afectar la toma de decisiones entre una y otra estrategia (TAVI o cirugía).

Endocarditis infecciosa post TAVI

El objetivo del presente trabajo publicado recientemente en Eur Heart J. fue conocer la incidencia, factores de riesgo, presentación clínica y pronóstico de esta complicación en pacientes que recibieron TAVI.

Se juntaron pacientes de los registros de TAVI y de los registros de endocarditis de todo un país para alcanzar el increíble número de 4336 pacientes que recibieron TAVI entre 2008 y 2018 y posteriormente presentaron endocarditis.

El riesgo de infección de la prótesis fue del 1.4% durante el primer año (1 a 1.8%) y del 0.8% (0.6% a 1.1%) por cada año posterior.


Lea también: Endocarditis y TAVI, una complicación rara pero devastadora.


La sobrevida a un año luego del diagnóstico de endocarditis fue de solo el 58% y la sobrevida a 5 años del 29%.

La superficie corporal, un filtrado glomerular <30 ml/min/1.73m², estado preoperatorio crítico, el gradiente medio preoperatorio, el volumen de contraste utilizado, el acceso tras-apical y la fibrilación auricular fueron todos predictores independiente de endocarditis.

El Staphylococcus aureus fue el germen más común en las endocarditis precoces (<de 1 año).

La infección por este germen, los abscesos del anillo o la raíz de la aorta, las endocarditis tardías y las adquiridas de forma intrahospitalarias se asociaron con mayor mortalidad a corto plazo.

Conclusión

La incidencia de endocarditis infecciosa en el TAVI es similar al de las prótesis biológicas quirúrgicas. El deterioro de la función renal fue el mayor predictor de esta complicación.

Título original: Infective endocarditis after transcatheter aortic valve implantation: a nationwide study.

Referencia: Henrik Bjursten et al. Eur Heart J. 2019 Oct 14;40(39):3263-3269.



¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

3 Comments

  1. Hugo Cardoza Pacheco said:

    Cual fue el tratamiento?
    Médico?
    Quirúrgico?
    Si se coloca una bioprotesis por intervencionismo, para evitar una cirugía cardiaca, se cierra está puesta para el tratamiento del infectado?

    • solaci said:

      Estimado, a continuación la respuesta.

      Dado que actualmente el TAVI está indicado en todo el espectro de riesgo, el tratamiento va a depender del riesgo que tenga el paciente en el momento de la endocarditis, si es que la cirugía estuviera indicada. Van algunos ejemplos:
      Si el tratamiento original con TAVI fue en un paciente de bajo riesgo y ahora con la endocarditis presenta disfunción severa de la prótesis o un absceso del anillo, el paciente además de los antibióticos tendrá indicada la cirugía en la que se podría utilizar un homoinjerto u otra prótesis biológica.
      Si el tratamiento original con TAVI fue en un paciente descartado de cirugía y ahora con la endocarditis está séptico y en shock su riesgo quirúrgico, que ya era inaceptable, ahora es aún más alto. Ese paciente probablemente solo reciba los antibióticos y tendrá un muy mal pronóstico.

  2. Alexander B Parra Finol said:

    El estudio de Henrik Bjursten et al se reportan los mayores predictores para EB Post TAVI.
    Entre ellos el acceso transapical pudiera considerarse del pasado.Quedarian otros factores que pudieran considerarse modificables siendo uno de ellos el volumen de contraste utilizado

*

Top