TCT 2020 | El mito de polímero biodegradable parece llegar su fin

Este es el estudio más grande y nuevo que comparó stent farmacológicos con polímero durable vs polímero degradable o bioabsorbible. Como ha pasado tantas veces, las teorías chocan con la realidad. 

El estudio mostró que el polímero no parece jugar un papel importante en el desempeño de los stents farmacológicos o, al menos, es así en la población con síndromes coronarios agudos.

El polímero permanente no solo resultó no inferior al degradable, sino que además mostró algunas ventajas técnicas.

Muchos médicos y empresas creyeron en la teoría del polímero degradable pero dicho beneficio teórico no pudo ser confirmado por ningún estudio de la práctica clínica.

Para las nuevas generaciones de DES parece que el grosor de los struts y su diseño juegan un papel mucho más importante que la droga o el polímero.


Lea también: TCT 2020 | Nueva información sobre el valor del FFR antes y después de la angioplastia.


El trabajo incluyó 3400 pacientes cursando un síndrome coronario agudo. Esta población fue elegida especialmente, ya que es sabido su mayor riesgo de trombosis y cicatrización más lenta. En ese sentido, es aquí donde los DES con polímero degradable tendrían su mayor ventaja. 

Unos 1730 pacientes recibieron DES con polímero permanente (Promus, Resolute Onyx y Xience) y 1700 recibieron DES con polímero degradable (Ultimaster, Orsiro y Biomatrix Flex).

El punto final combinado de muerte, infarto, trombosis del stent y revascularización a un año resultó similar entre ambas tecnologías de dispositivos. 

Título original: Durable polymer versus biodegradable polymer drug-eluting stents after percutaneous coronary intervention in patients with acute coronary syndrome. The HOST-Reduce-Polytech-ACS trial.

Referencia: presentado por Kim HS en el congreso TCT 2020 virtual.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?

One Comment;

*

Top