Los nuevos DES de struts ultra finos ¿superan a la 2° generación?

Los nuevos stents farmacológicos de struts ultra finos están mostrando un menor riesgo de falla de la lesión blanco gracias a una menor tasa de infarto agudo de miocardio y una tasa similar de revascularización según este meta-análisis que será publicado próximamente en Circulation.

DES_angioplastia_primariaEsta diferencia se evidencia al año de seguimiento comparado con la clásica segunda generación con la que creíamos que ya estábamos en una meseta difícil de superar especialmente luego de la frustración con los stents bioabsorbibles.

 

La segunda generación contemporánea demostró ser claramente superior a la primera gracias a struts más finos y polímeros más bio compatibles, con lo que se logró reducir la injuria vascular y la inflamación promoviendo una endotelización más rápida y disminuyendo al mismo tiempo la proliferación miointimal y la trombosis.


Lea también: El tratamiento con MitraClip de ambas válvulas A-V mejora la calidad de vida.


Los nuevos DES con polímeros bioabsorbibles o directamente libres de polímero todavía tenían que mostrar más evidencia, ya que casi todos los trabajos fueron para probar la no inferioridad frente al clásico DES liberador de everolimus.

 

En este meta-análisis se incluyeron 10 estudios randomizados donde se compararon los nuevos stents de struts ultra finos (<70 micrones) vs la 2° generación con struts algo más gruesos en un total de 11658 pacientes. Los dispositivos incluidos fueron el Orsiro (Biotronik), MiStent (Micell) y BioMime (Meril) para el grupo de los ultra finos (entre 60 y 65 micrones) y por el otro lado el stent Xience (Abbott), Resolute Integrity (Medtronic) y el Nobori (Terumo) para el grupo con struts más gruesos (81 a 120 micrones).

 

El end point primario fue la falla de la lesión blanco, un combinado de muerte cardiovascular, infarto relacionado al vaso blanco o revascularización justificada por la isquemia que resultó al año significativamente más baja para los dispositivos de struts ultra finos (RR 0.80; IC 95% 0.65 a 0.99). Esta diferencia estuvo básicamente conducida por una menor tasa de infartos relacionados al vaso con los nuevos stents (RR 0.80; IC 95% 0.65 a 0.99) y una tendencia a menos trombosis del stent (RR 0.72; IC 95% 0.51 a 1.01). No hubo diferencias en revascularización justificada por isquemia.


Lea también: Insuficiencia tricuspídea: el MitraClip mejora la sobrevida.


Estos nuevos stents de struts ultra finos podrían estar resignando fuerza radial, por lo que tal vez no sean los ideales para lesiones muy calcificadas, ostiales u oclusiones totales. Todos estos subgrupos estuvieron claramente poco representados en los estudios clínicos.

 

Los resultados fueron consistentes en todos los trabajos, por lo que se podría asumir un efecto de clase a favor de los struts ultra finos.

 

Título original: Newer generation ultra-thin strut drug-eluting stents versus older second-generation thicker strut drug-eluting stents for coronary artery disease: a meta-analysis of randomized trials.

Referencia: Bangalore S et al. Circulation. 2018; Epub ahead of print.


¿Le gustaría recibir un resumen semanal con los más recientes artículos científicos?








Su opinión nos interesa. Puede dejar su comentario, reflexión, pregunta o lo que desee aquí abajo. Será más que bienvenido.

*

Top